‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍Argentina ‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍‍durante la inmigraciòn europea y el modelo agroexportador‍‍‍‍ ‍‍‍(1860-1930)‍‍‍ ‍‍‍‍

En la segunda mitad del siglo XIX, Europa se vio profundamente transformada por dos revoluciones, la industrial y la francesa, que originaron un gran crecimiento demográfico..
La gente comenzó a movilizarse con mayor facilidad gracias a los ferrocarriles y a la navegación a vapor. Por esa razón, la gente comenzó a trasladarse hacia lugares que les permitieran obtener trabajo y mejores condiciones de vida. Primero los desplazamientos se produjeron dentro del continente europeo, pero luego se produjo la migración ultramarina, que los llevó a afincarse en otros países no europeos, como Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina, Australia y Nueva Zelanda.
Hacia 1860, la Argentina era uno de los estados menos poblados de América, ya que hasta entonces los aportes inmigratorios fueron escasos. Con alrededor de 1.800.000 habitantes , ese será el año en que comience la inmigración europea masiva.
En 1865, se fundó la colonia “Esperanza” en Santa Fe, integrada mayoritariamente por suizos, aunque algunos eran franceses y alemanes. Paralelamente, los galeses fundaban su colonia en Puerto Madryn.
En 1869, en el primer censo nacional realizado durante la presidencia de Sarmiento, la población total de la Argentina, ascendía a 1.737.000 habitantes, concentrados en su mayoría en la provincia de Buenos Aires, donde residía aproximadamente el 48 % de la población extranjera. El resto de la inmigración se había radicado en Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. El resto del país tenía muy escaso aporte inmigratorio. Haciendo una comparación, la provincia de Buenos Aires poseía 151.000 extranjeros, mientras que solo 135, eran los que residían en Santiago del Estero.
Sarmiento tenía la idea de que debía terminarse con las enormes extensiones de tierra en pocas manos, ya que se trataba de un elemento de trabajo. Así comenzaron a crearse las colonias, siendo modelo la de Chivilcoy. En su período presidencial, sumado al de Avellaneda se fundaron en Córdoba y Santa Fe, 146 colonias, con lo que el país comenzó a tener un gran desarrollo agrícola. En 1876, se logró exportar 7.642, toneladas de maíz a Gran Bretaña, y en 1878, se realizó la primera exportación de trigo.
En 1875 se creó la Comisión General de Inmigración.
Entre 1876 y 1878, la inmigración decayó a causa de una crisis económica, durante el gobierno de Avellaneda, pero resurgió una vez resuelto el problema financiero. En plena crisis, se dictó una ley sobre tierras públicas, que incluía el tema de la inmigración, pero careció de aplicación por el contexto crítico imperante. Esta Ley, sancionada el 19 de octubre de 1876, contaba de una parte destinada a la inmigración y otra a la colonización. Se establecía la creación de la Oficina de Tierras y Colonias. Disponía además, que las primeras 100 familias recibirían 100ha. de tierra, en forma gratuita. El resto, se abonaría dos pesos la hectárea, pagadero a plazos. Consideraba inmigrantes a “los extranjeros jornaleros, artesanos, industriales, cultivadores o profesores que con menos de 60 años de edad, buena moralidad y aptitudes suficientes, que lleguen en barco de tercera ó segunda clase) al territorio de la República para establecerse en ella”.
En 1880 fue la etapa de la gran inmigración, donde la escuela adquirirá un rol sumamente importante para la formación de la identidad nacional de los hijos de inmigrantes, que debían integrase a una sociedad que no en todos los casos los recibía con los brazos abiertos.
La antigua aristocracia heredera de las tradiciones hispánicas, criticó primero a ingleses y alemanes, para luego dirigirse contra los italianos. El temor surgía de ver a los extranjeros como intrusos capaces de adueñarse de “su” patria. Argentina se había europeizado.
Fue precisamente en la década del 80, cuando surgió la decisión de poblar el desierto, acrecentada en las décadas siguientes. En la primera etapa ingresaban 10.000 personas por año, y a principios del siglo XX, 112.000. La mayor parte de los extranjeros provenían del sur de Italia, casi el 50 %, la tercera parte era española y el resto se integraba por franceses, alemanes, rusos y polacos.
El poblamiento del desierto no fue en la práctica algo fácil de concretar. La oposición impidió que los inmigrantes recibieran tierras en propiedad, y se convirtieron en peones o arrendatarios, y ante la difícil situación muchos emigraron a las ciudades.
En 1898, la cantidad de italianos, era la mitad, en relación a la población argentina.
Santa Fe cobró gran aporte migratorio interprovincial. En 1898, arribaron a la provincia, 15.500 cordobeses, 2.000 porteños, 1.000 puntanos, 700 tucumanos y 200 santiagueños, lo que prueba que además de la inmigración había mucha migración interna, buscando lugares favorables para el progreso económico.
Los extranjeros venían con un equipaje adicional, constituido por sus propios valores morales y religiosos, que se adaptaron prontamente a las costumbres locales, Los descendientes de los que decidieron quedarse en el país, algo más del 50 %, dieron origen a la clase media.
En 1896, se formó el Partido Socialista, con gran adhesión de extranjeros.
En 1902, se dictó la Ley de Residencia, en la segunda presidencia de Julio A. Roca, por la cual el gobierno nacional, poseía la atribución de expulsar a los extranjeros que participaran en actividades delictivas. Esta ley impulsaba la deportación de extranjeros, que participaran en movilizaciones sindicales, ya que los extranjeros lideraban las luchas de reivindicaciones gremiales.
En 1914, con la primera guerra mundial decreció el movimiento inmigratorio. Luego de la Segunda Guerra Mundial, decayó aún más la inmigración europea, que casi acabó a partir de 1952, cuando Europa otorgó condiciones muy favorables de vida a su población, cambiándose por la inmigración proveniente de países limítrofes, sobre todo de Bolivia, Perú y Paraguay.

MODELO AGROEXPORTADOR:

El comienzo de esta etapa puede ubicase cronológicamente en el año 1880, con un gobierno conservador, sostenido en base al fraude y al principio de autoridad, sobre la estructura política del Partido Autonomista Nacional (PAN).
Si bien la exportación había comenzado ya desde la etapa virreinal, luego del inicio de la vida independiente, con el desmembramiento del virreinato del Río de La Plata, se perdieron las exportaciones provenientes de las minas de Potosí, pasando a ocupar el primer lugar como materias exportables, los cueros, la carne salada y el sebo. Se importaba harina de Estados Unidos, vinos de Europa Mediterránea, y textiles de Gran Bretaña.
El crecimiento de la economía fue notable a partir de 1870. Las mejoras técnicas hicieron posible un transporte más ágil y a menor costo. El comercio exterior ofrecía cifras contundentes. En 1870 el ingreso por exportaciones en argentina, era de treinta millones de pesos oro. En 1914, se había incrementado a trescientos cincuenta millones. Las importaciones tuvieron un ritmo similar. De cuarenta y nueve millones, en 1870 a doscientos setenta y dos millones, en 1914. En el mismo período se pasó de medio millón de hectáreas cultivadas, a veinticuatro millones. La Revolución industrial que se había desplegado principalmente en Inglaterra, convirtieron a Argentina en proveedora de la materia prima para sus manufacturas.
Los principales productos exportables eran en 1880, cuero, carne salada y lana. En 1890, comenzaron a exportarse cereales, especialmente, trigo, maíz y lino, dato especialmente relevante si tenemos en cuenta que hasta 1870, la Argentina debía importar trigo. Esto se vio favorecido por la ampliación de la frontera, con tierras quitadas a los aborígenes.
La necesidad de contar con esas tierras era un común denominador en el pensamiento de los hombres destacados de la época, aunque con variantes. Así José Hernández, en “Instrucción del Estanciero” (1882) afirmaba que “no hay derecho para expulsar a los aborígenes de sus tierras y mucho menos de exterminarlos”, Alberdi, por el contrario, sostenía que era mucho más eficaz que esas tierras estuvieran en manos de alemanes, franceses y suizos, en vez de que las posean los indios salvajes. La adquisición e incorporación de esas tierras a la producción era un requisito de la nueva argentina agroexportadora. La llegada de mano de obra proveniente de la inmigración europea concurrió a favorecer el proyecto.
La discusión se centraba en si convenía que Argentina fuera productor de materias primas o se iniciara en ese país el proceso de industrialización. Se optó por elegir la teoría inglesa sobre la división internacional del trabajo. En Argentina se proveería materia prima para ser manufacturada en Europa, ya que establecer industrias tenía una gran inversión, y necesitaba de mucha experiencia, que no se tenía en el país. Se consideró que la ganadería se reproducía por sí sola y no había diferencias en las ganancias, ya que la industria, al principio ocasionaba pérdidas por los altos costos de producción.
Progreso y expansión económica. El modelo agropecuario agroexportador

El modelo agropecuario exportador:

En la argentina se discutía acerca del modelo económico del crecimiento a adoptar: La opción de no industrializarse suponía una complementación muy estrecha con Europa, ya que implicaba la importación masiva de productos para abastecer el mercado interno
El modelo económico acentuaba la integración del país a la división internacional del trabajo: La argentina vendía materias primas a Europa a cambio de manufacturas y de capitales que venían como préstamos o como inversiones.

Debilidades del modelo:

La situación se fue haciendo más compleja para el país ante la realidad del modelo de crecimiento, debido a diversos factores:
Europa fijaba el precio de las manufacturas, el precio del dinero al que colocaba el capital (tasa de interés) y el precio de las materias primas.En concecuencia, el país no tenían control sobre ninguna de las variables las que dependía su crecimiento.
Cuando en Europa se producía una crisis y la crisis son heréticas en el sistema capitalista-el manejo de los precios le permitía salir mas fácilmente de ella – aumentaba el precio de las manufacturas y la tasa de interés y disminuía el precio de las materias primas (obtenía mas dinero por lo que vendía a la par que bajaba sus costos).
En el periodo de 1880-1916 en la Argentina hubo 2 grandes crisis la de 1890 y la de 1913-12 (Primera Guerra Mundial).Se produjeron también crisis menores como la de 1885 y 1907.
El aumento progresivo de los precios de las manufacturas y la baja paralela de los precios de las materias primas abrió, una brecha que afecto la posibilidad de crecimiento de los países dedicados a la producción primaria (el país recibe menos dinero por lo que exporta, aunque mantenga o aumente la cantidad de las exportaciones)
El escaso número de bienes que el país podía ofrecer en el mercado internacional hizo que sus propecidad dependieran de unos pocos productos (carnes, cereales, y lanas);si los precios de los cereales, por ejemplo,bajaron,no había como compensarlos (con un aumento en textiles o acero).

Otras alternativas de crecimiento económico

Las alternativas exploradas en la segunda mitad del siglo xix por países no europeos fueron:
La completacion hacia adentro; así ocurrió en Estados Unidos, tras la guerra de sucesión que integro el Norte con el Sur (1865) y con la posterior expansión de la frontera hacia el oeste.
La complementación con áreas con las que no se estaba previamente vinculado, como hizo el Japón con el Este de Asia tras la Revolución Meiji (1868) ampliando sustancialmente sus mercados y diversificando sus industrias.
Estados Unidos y Japón buscaron en la industrialización la manera de limitar el impacto de una economía tan poderosa como la del Viejo mundo.

Argentina durante la inmigración europea

Introducción

El año 1880 es un año clave en el proceso histórico argentino, se consolida la organización del Estado con la designación de Buenos Aires como capital de la República y con el general Roca como presidente (1880-1886); sin embargo, el proceso organizativo ya había comenzado años atrás. En 1853 se sancionó la constitución cuyo artículo 25 decía: "El Gobierno Federal fomentará la inmigración europea; y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra , mejorar las industrias e introducir y enseñar las ciencias y las artes".
Previo a esta década tres personalidades disímiles se sucedieron en el ejercicio de la presidencia : Mitre de 1862 a 1868, Sarmiento de 1868 a 1874 y Avellaneda de 1874 a 1880. Lo más visible de sus obras fue el afianzamiento del orden institucional de la república unificada y el cambio total de la estructura social y económica de la nación.
Proceso inmigratorio
El paso audaz en la promoción del cambio económico-social fue la apertura del país a la inmigración. La República comenzó a atraer inmigrantes a los que se les ofrecían facilidades para su incorporación al país, pero sin garantizarles la posesión de las tierras; así lo estableció la ley de colonización de 1876, que reflejaba la situación del Estado frente a la tierra pública, entregada sistemáticamente a los grandes poseedores.
Algunas causas de la inmigración :
  • La necesidad de Argentina de integrarse al Mercado Europeo.
  • La situación inversa con respecto a las necesidades Argentinas y Europeas. Argentina necesitaba mano de obra, como consecuencia del proyecto de expansión del sector agropecuario; y Europa liberaba mano de obra, como consecuencia de la tecnificacion del agro y la Segunda Revolución Industrial.
  • Se contaba con una zona muy apta para la explotación agropecuaria: La Pampa Húmeda, cuya explotación requería mano de obra y capitales, escasos en nuestro país.
  • La política de la generación de los '80 de transformar el país a la imagen Norteamericana, por la política industrial del anglosajón, y Europea, por sus ciudades modernas y bien estructuradas.
Los inmigrantes tenían escasas posibilidades de transformarse en propietarios y se ofrecieron como mano de obra, en algunos casos yendo y viniendo a su país de origen (trabajadores golondrina). El saldo inmigratorio fue de 76.000 inmigrantes en la década del 60 al 70 y de 85.000 en la década del 70 al 80. Sin embargo la distribución tuvo una tendencia definida y la corriente inmigratoria se fijo preferentemente en la zona del litoral y en las grandes ciudades. Solo pequeños grupos se trasladaron al centro y al oeste del país.
Así comenzó a acentuarse intensamente la diferenciación entre el interior del país y la zona del litoral, antes contrapuestas por sus recursos económicos y ahora por diferencias demográficas y sociales. Para tener una idea aproximada de lo que se entiende por este "enorme flujo de inmigrantes" , tenemos que entre 18861y 1870 el país recibió 160.000 inmigrantes mientras que entre 1881 y 1890 la cantidad de inmigrantes fue de 841.000 .
Esta inmigración fue predominantemente de origen latino: español e italiano. La agrupación de las colectividades insinuaba la formación de grupos marginales, ajenos a los intereses tradicionales del país y orientados exclusivamente hacia la solución de los problemas individuales.
La construcción del ferrocarril creó una importantes fuente de trabajo para los inmigrantes y desencadenó un cambio radical en la economía del país.Buenos Aires fue la principal beneficiaria del nuevo desarrolló económico. La ciudad se europeizó en sus gustos y en sus modas.
Buenos aires : cosmopolita en su población , renovadora su arquitectura, cultas sus minorías y activo su puerto, la capital ponía de manifiesto todos los rasgos del cambio que operaba en el país.
A medida que se constituía ese impreciso sector de inmigrantes e hijos de inmigrantes , la clase dirigente criolla comenzó a considerarse como una aristocracia, a hablar de su estirpe y a acrecentar los privilegios que la prosperidad le otorgaba sin mucho esfuerzo. Despreció al humilde inmigrante que venía de los países pobres de Europa, precisamente cuando se sometía sin vacilaciones a la influencia de los países europeos más ricos.
La lectura social es tan importante como otras claves de la época , porque la sociedad argentina, a través de la inmigración, se configura de otra manera, debido al flujo impresionante y casi incomparable de extranjeros que llegan y, en su mayoría, se quedan.
Consecuencias de la inmigración europea:
El aporte inmigratorio tuvo algunas consecuencias directas e indirectas en la
conformación de la Argentina actual. Algunas de las más importantes y visibles son:
- La inmigración europea contribuyó a un aumento de la raza blanca Argentina.
- Contribuyeron al proceso de rápida urbanización de la población, y aportaron mano de obra para el desarrollo industrial.
- Los extranjeros, sin proponérselo, produjeron cambios en el lenguaje y las costumbres de los argentinos.
- La inmigración ayudó al crecimiento en gran escala de la población.
- La propagación del socialismo y el anarquismo, por los inmigrantes llegados con formaciones políticas, y la creación de sindicatos.
- Lo anterior llevó a una política anti-inmigratoria generando leyes represivas como la "Ley de residencia" de 1902 y la "Ley de defensa social" de 1910.
- La sobre población de las zonas urbanas llevó a la desocupación con sus posteriores huelgas.
- La creación de "conventillos", que eran grandes mansiones coloniales en ruinas, en las cuales se amontonaban los que no tenían dónde vivir.
- La inmigración cambió profundamente la historia argentina, puesto que por la organización que tenían los dirigentes y latifundistas no tuvieron ningún problema social grave, vivían en un "paraíso"; pero de repente, con la llegada de los inmigrantes, para realizar un plan de explotación de ellos en el campo, las cosas no salieron como lo esperaban, y los inmigrantes se adueñaron de las zonas urbanas como Buenos Aires, y se produjo desocupación, que con las formaciones políticas que éstos inmigrantes tenían (socialistas y anarquistas), crearon sindicatos, boletines del trabajador, entorpeciendo la "vida fácil" de los latifundistas, los cuales, ante éstos problemas crean leyes de represión.

Vivir en la ciudad: Los conventillos

La capacidad de alojamiento y los servicios urbanos no resultaron suficientes ni adecuados para satisfacer las necesidades de los inmigrantes. Uno de los indicadores fueron los convetillos habitadas por los recien llegados.
Los conventillos eran grandes caserones de estilo pompeyano, con numerosas habitaciones que se comunicaban por un patio central, ubicados en la zona sur de la ciudad de Buenos Aires.
En esas casa viejas y deterioradas por años de abandono se alojaron numerosas familias, condenadas a vivir en condiciones de hacinamiento y precariedad.Los conventillos se convirtieron en un exelente negocio que fue aprovechado por comerciantes, muchos de ellos extranjeros que compraban por poco dinero las casas abandonadas , o por sus antiguos propietarios , pertenecientes a familias tradicionales porteñas.
La llegada continua de contingentes de europeos a las principales ciudades alentó a algunos espectaculadores a edificar vivientas precarias, con muchas habitaciones pequeñas, para alquilar a las familias obreras.Los conventillos se concentraron en el área cétrica de la ciudad en un radio cercano a los lugares de trabajo.

Más sobre la inmigracion extranjera:

Se registro el crecimiento numerico de la poblacion del pais. El origen de estado de este crecimiento fe la llegada masiva de inmigrantes de origen europeo.En 1869, eran extranjeros el 12,1% de los habitantes de la Aregntina: en 1914, ese porcentaje habia ascendido al 30,3%.
Los migrantes dejaron sus paises de origen por falta de empleo y por las dificultades que enfrentaban para sobrevivir. Pero, la decision de migrar estubo relacionada con las espectativas de mejorar el nivel de ingreso y lograr asi una mejor posicion social en el nuevo pais de recidencia o en el de origen, si es que el migrante esperaba volver despuyes de un tiempo.Otros factores que favorecieron las migraciones fueron la disminucion en los costos de los fletes maritimos, y la propaganda desplegada por los gobiernos de algunos estados, que ofrecieron facilidades a los inmigrantes para su arribo, recepcion y internacion en el nuevo pais.
El gobierno argentino abrio una serie de agencias en Europa con el objeto de estimular la inmigracion y organizo campañas de propagandas que ofrecian el financiamiento del pasaje, la provicion de alojamiento y alimentos al arribar al puerto de Bs.As, el traslado al lugar de recidencia defenitivo.
Estas disposiciones amparabar tanto a los inmigrantes que ingresaban al paìs traìdos por empresas o agentes de colonizacion como a quienes se trasladaban individualmente.
1870,el Estado nacinal habìa procurado atraes al paìs la inmigracion originaria del norte de Europa,de acuerdo con las ideas,que atribuian cualidades superiores a los oriundos de esas regiones.1880,la gran demanda de trabajadores en el sector de la construccion y otras actividades urbanas atenuaron la discriminacion sobre el origen y la ocupacion de los inmigrantes.
La Argentina recibió inmigrantes de los paises del sur de Europa. La Mayoria de los recien llegados declaró ser ''agricultor'' y ser ''jornalero''
Localizacion y ocupaciones de Inmigrantes
Entre 1870 y 1929 llegaron alrededor de 6 millones de inmigrantes. Muchos arribaron con la esperanza de ser propietarios de una parcela de tierra de cultivo o hallar un empleo. La mayor parte de los inmigrantes no logro transformarse en propietario de tierras ni afincarse en zonas rurales.
Despues los inmigrantes que se afincaron en las zonas rurales lo hicieron en alta calidad de colonos en los emprendimientos organizados por las nuevas compañias de tierras vinculadas con las empresas de ferrocarril o en condicion de medieros o de arrendatarios, segun los contratos firmadios con los terratenientes propietarios de las tierras.
La gran mayoria de los inmigrantes que llegaron a la Argentina se quedaron a vivir en las ciudades y se emplearon como trabajadores asalariados en diversas actividades economicas urbanas.Las ciudades de Buenos Aires y Rosario ofrecian a los inmigrantes buenas posibilidades de hallar empleos. En Buenos Aires se estaban realizando mejoras en el puerto , se construian edificios y desagues, se tendian vias ferreas y se instalaba el alumbrado publico.
Transformaciones del sistema productivo:
La transformacion del sistema productivo fue notable en este perioso: de pais ganadero, Argentina paso a ser agroganadero y comenzo el auqe de la industria de la alimentacion con la multiplicacion de frigorificos nacionales y extranjeros.
1880 marcó un punto de inflexion en la economia. La frontera agricola se expandio.
La costumbre de rotar los sembrados y lo potreros dedicados al cultivo y a la ganaderia mejoró la productividad de la tierra, que estaba entre las mas altas del mundo.
Tambien se amplio la frontera ganadera.
La gran cantidad de tierra incorporada posibilitó que la actividad agropecuaria continuara siendo extensiva.
Ganado ovino y ganado bovino:
En los primeros tiempos del frigorifico, las ovejas desplazaron temporariamente al ganado bovino de la pampa humeda. Como los animales se congelaban enteros para ser enviados a Europa, era tecnicamente mas sencillo congelar un animal chico, como el cordero, que uno grande , como el novillo o la vaca. Al perfeccionarse la tecnica-incorporando el enfriado, que conserva el gusto de la carne mejor que el congelado- Los bovinos volvieron a predominar la pampa y las ovejas en la Patagonia. Entre 1895 y 1916, los ovinos pasaron de 56 a 18 millones en la provincia de Buenos Aires.
Progresivamente, la carne congelada desplazo a la lana del primer puesto en las exportaciones.
La industria de la carne incorporaba adelantos tecnologicos mientras la lana se seguia exportando sucia, sin ningun proceso de lavado. Los grandes frigorificos ingleses y norteamericanos se desarrollaron a la par de los nacionales, mas pequeños.
Comercio y finanzas:
El comercio de exportacion era manejado por una pocas compañias.
Los acopiadores fijaban lo precios de compra de los cereales a los pequeños y medianos productores, en funcion de ls precios internacionales. Los ingleses y los norteamericanos establecieron los precios de las carnes del mismo modo.

La argentina : espacios vacios y poblacion

El censo de 1869 mostro una poblacion de 1 830 214; el de 1895 informo acerca de la duplicacion de esa poblacion ( 4 044 911 habitantes) en solo 26 años y el de 1914, 19 años despues , revelo una nueva duplicacion, esta vez con 7 903 662 habitantes. Segun este ultimo censo , el 30 % de la poblacion era extranjera, porcentaje que se eleva al 50 % en la ciudad de buenos aires.
Sin duda, hacia el fin del periodo estudiado ya no se podia hablar de una argentina criollamestiza, sino de una argentina de poblacion blanca europea o europeizada. A una poblacion de menos de 2 millones de personas se habian sumado mas de 6 millones de habitantes en 45 años: un aumento de 432%.


Población italiana residente en Argentina
Año
Población extranjeros
Población italianos
% italianos sobre extranjeros
% italianos sobre población total
1869
210.330
71.403
33,9
3,8
1895
1.006.838
492.636
48,9
12,2
1914
2.391.171
942.209
39,4
11,9
1947
2.435.927
786.207
32,3
4,9
1960
2.604.447
878.298
33,7
4,4
1970
2.210.400
637.050
28,8
2,7

Origen de los inmigrantes en Argentina hasta 1940


Inmigración bruta por nacionalidad (1857-1940)
Nacionalidad
Cantidad (en miles)
Porcentaje sobre el total
Italianos
2.970
44,9%
Españoles
2.080
31,5%
Franceses
239
3,6%
Polacos
180
2,7%
Rusos
177
2,7%
Turcos
174
2,6%
Alemanes
152
2,3%
Austrohúngaros
111
1,7%
Británicos
75
1,1%
Portugueses
65
1,0%
Yugoslavos
48
0,7%
Suizos
44
0,7%
Belgas
26
0,4%
Daneses
18
0,3%
Estadounidenses
12
0,2%
Neerlandeses
10
0,2%
Suecos
7
0,1%
Otros
223
3,4%
Total
6.611


Proporción de extranjeros sobre la población total
Año
Población total
Total de extranjeros
Tasa media anual de crecimiento(por cada mil habitantes)
Porcentaje de extranjeros sobre la población total
Total
Varones
Mujeres
1869
1.877.490
210.330

11,2%


1895
4.044.911
1.006.838

24,9%





36,0



1914
7.903.662
2.391.171

30,3%
34,9%
24,2%



20,4



1947
15.893.811
2.435.927

15,3%
17,4%
13,2%



17,9



1960
20.013.793
2.604.447

13,0%
14,2%
11,8%



15,6



1970
23.364.431
2.210.400

9,5%
10,0%
8,9%



18,1



1980
27.949.480
1.903.159

6,8%
6,9%
6,7%



14,7



1991
32.615.528
1.628.210

5,0%
4,9%
5,1%



10,1



2001
36.260.130
1.531.940

4.2%
4,0%
4,5%


escanear0002.jpg
escanear0001.jpg


Mapa de las inmigraciónes
external image mapa-poblamiento-de-america-modificado.jpg

Bibliografia :

Argentina una historia para pensar 1776-1996 Ed: Kapeluz de E. Cristina Rins , Maria Felisa Winter Pag_ 309-325

Historia Argentina contemporanea Ed. Puertos De Palos- Version para el docente.

Historia : La Argentina contemporanea 1852 -1999 Ed: Aique Polimodal